English   Español  
     
         

   
Controlar su alimentación es fundamental

 

El peso

Control alimentación
Debe aumentar progresivamente con el paso del tiempo en función de su raza, tamaño y metabolismo propio. Un animal que adelgace durante los primeros meses no es un animal sano, debemos estar alerta. En líneas generales, se estima que a la semana debe doblar su peso de nacimiento e ir sumando kilos hasta alcanzar las medidas propias de su raza.
El estado de ánimo
Si después de haber comido, el cachorro está contento, feliz y juguetón, no hay problema. Si lloriquea constantemente y está inquieto, algo falla. Una actitud como esta en un cachorro que tiene menos de un mes evidencia problemas y en ese caso se deberá acudir inmediatamente al veterinario.
 
Las heces

- La uniformidad y consistencia nos indican si todo va bien. En principio, cualquier cambio de alimentación puede hacer que la consistencia sea diferente, como ocurre al pasar de la leche materna al pienso o leche maternizada. Una vez instaurada una alimentación correcta, las heces no deberían variar por este motivo. Las diarreas se originan por muchos motivos y si persisten durante mucho tiempo hay que acudir al veterinario.

- La cantidad conveniente de alimento diario está indicada en la comida balanceada, aunque conviene consultarlo con su veterinario. Siempre hay una relación entre la cantidad de alimento y la edad y el peso para cada can (no es que las razas de perros grandes coman el doble que las pequeñas, la proporción es diferente).

- El modo de ofrecerles la comida respecto al número de veces varía en función de la edad. A menor edad más veces al día y a más edad, menos veces.
- Hay quien prefiere dejarles la comida y que sean ellos mismos los que coman libremente durante el día, (ad libitum), que sean ellos los que se administren sus propios alimentos. Esto sólo será posible en animales pausados y tranquilos, no muy tragones y con una educación alimentaria correcta. Para lograrlo, una técnica que da resultado es ofrecer comida al perro varias veces al día y al cabo de unos minutos (15-20), retirársela del comedero. De esta manera, se consigue programar sus salidas a la calle y ayudar a controlar la cantidad que comen y cuándo lo hacen. El perro adulto comerá una sola vez al día, aunque no pasa nada por rellenar el comedero dos veces al día, sobre todo a los ansiosos y tragones.
- No confundamos salud con gordura, no tiene nada que ver. Si no vamos a poder controlar lo que come durante el día nuestro cachorro, por el motivo que sea, dejémosle exactamente la cantidad de alimento diario que debe ingerir a su disposición. No le recompensemos a nuestra llegada con las sobras de la cena porque nos estará esperando sin haber comido nada en todo el día. Si le cuesta comer en soledad los primeros días, tampoco debemos alarmarnos, ya lo hará.

- Pese al tópico del perro con el hueso, este es un alimento a evitar en su dieta. Los huesos son mal digeridos en general, sobre todo si no se mastican bien, y en especial los del pollo o conejo, éstos se astillan con mucha facilidad y pueden causar heridas internas. Además, su aporte nutricional es insignificante.

 

   
 
   Ver sobre gatos
Ver sobre gatos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Teléfono FRAADA: (051) 74 - 979888860
Diseñado por: Juan Carlos Zambrano Mendoza - Juanczam@hotmail.com - JCsystem
Copyright © FRAADA. Todos los derechos reservados
Inicio Intranet Consultas Mapa Servicios Inicio Intranet Consultas Mapa Servicios