English   Español  
     
         

Baño para perros

 

Los propietarios de perros que requieren de baños frecuentes deben tener especial cuidado para que el pelaje y la piel del perro no sufran de sequedad excesiva como resultado del baño. Como norma general, se bañará al perro con poca frecuencia, ya que el animal no tiene muchas glándulas sebáceas, por lo que es más susceptible a depleción de sebo y por lo tanto, sequedad de la piel y el pelaje. Además dado que las glándulas sebáceas del perro difieren en número y producción de las del ser humano, es importante utilizar únicamente champúes y otros productos de baño especialmente fabricados para perros y no los de empleo humano o para otros animales.

 
 
Recomendaciones para bañar a tu perro

 

Primero

El baño se iniciará cuando el perro tenga seis meses de edad al objeto de acostumbrarlo al mismo. Esperar hasta que el perro tenga dos o tres años de edad podría resultar en una espantosa pugna en el baño. Los perros jóvenes son típicamente más receptivos a nuevas experiencias que los perros más viejos.

 

Segundo

Cepillar siempre bien el pelo antes del baño. El cepillado ayuda a liberar la suciedad y pelos muertos, que de lo contrario quedarían adheridos incluso después del baño. Por otro lado, si el perro tiene pelos enmarañados, éstos deberían deshacerse antes del baño. De lo contrario, y con toda certeza, el baño únicamente empeoraría la situación.

 

Tercero
Cuando se bañen perros grandes, así como en el primer baño de un perro, es aconsejable tener a alguien que nos pueda echar una mano en caso de necesidad.
 

Cuarto

El lugar destinado para el baño deberá disponer del equipamiento necesario. Comprobar que el recipiente es suficientemente grande y dispone de una alfombrilla antideslizante en el fondo. El agua deberá ser tibia, no caliente o fría, y el producto utilizado deberá ser especial para perros.

 

Empezar a aplicar el champú siempre por la cabeza y continuar hacia la cola. Después debe ser adecuadamente enjuagado, eliminando los restos de champú que pueden producir irritación y caspa. Después del enjuague completo, se secará con una toalla y se le mantendrá alejado de corrientes de aire. En días cálidos se le puede dejar secar al aire libre. Si esto no es posible, debería secarse en el interior de la vivienda utilizando un secador de aire, ajustado a baja intensidad para no dañar la capa y la piel.
 
   
 
   Ver sobre gatos
Ver sobre gatos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Teléfono FRAADA: (051) 74 - 979888860
Diseñado por: Juan Carlos Zambrano Mendoza - Juanczam@hotmail.com - JCsystem
Copyright © FRAADA. Todos los derechos reservados
Inicio Intranet Consultas Mapa Servicios Inicio Intranet Consultas Mapa Servicios